Tarifa fija o indexada: ¿qué elegir? - Couce Consulting

Tarifa fija o indexada: ¿qué elegir?

tarifa-fija-o-indexada

Tarifa fija o indexada: ¿qué elegir?

A día de hoy, estamos ante una situación nunca vista en el mercado eléctrico tanto a un nivel nacional como internacional.

La falta de materias primas, unido a los altos costes de emisión de CO2, están provocando una desestabilización en los mercados. Esto afecta en gran parte a las comercializadoras, quienes tienen que cambiar su hoja de ruta hacia productos más seguros, pero ¿Tarifa indexada o fija?

¿Qué son los precios indexados?

La tarifa indexada pertenece al mercado libre de electricidad de España. Se caracteriza por que las compañías venden la energía al precio que la han comprado al Operador del Mercado Ibérico de Energía. El OMIE establece, para cada hora, un precio concreto. Es decir, cada día tiene 24 precios distintos de luz.

Cuando llega la hora de realizar el cobro de la factura, se calcula en función del precio medio mensual de cada franja horaria. También es importante destacar que, a este precio, las comercializadoras añaden una cuota mensual para poder obtener un beneficio el cual siempre será el mismo.

Además, a la hora de realizar un contrato de precio indexado, podrás elegir entre dos modalidades:

  1. Pass through:
    • Te comprometes a abonar tanto el precio de la energía comprada por la comercializadora, como hacerte cargo de todos los costes que se generan. En este caso, te enfrentas a un alto grado de volatilidad, donde el precio de la energía puede oscilar considerablemente.
  2. Pass pool
    • El único concepto variable al que tendrás que hacer frente es al del precio de la energía. Los demás costes tendrán un importe prefijado por la propia comercializadora, por lo que siempre pagarás la misma cuantía por el resto de conceptos. En este caso, la volatilidad es mucho más inferior, por lo que tendrás más seguridad.

¿Qué son los precios fijos?

La tarifa fija es aquella en la que pagarás siempre el mismo precio por la energía consumida. Es decir, que todos los meses el pagarás el mismo importe a final de mes.

Dependiendo de la tendencia del mercado, la tarifa fija será más alta o más baja. Sin embargo, no variará mucho, puesto que no tiene sentido que pagues prácticamente la misma cuota que si tuvieras contratada una tarifa indexada.

Diferencia entre precio fijo e indexado

La mejor manera para saber la diferencia entre un precio fijo y un precio indexado es conocer sus ventajas e inconvenientes.

  • Precio fijo, ventajas:
    • Pagarás un solo precio fijo que sabrás con antelación.
    • Pagarás lo mismo durante un periodo determinado.
    • No tendrás que estar pendiente de las variaciones del mercado.
    • Tendrás una factura más fácil.
  • Precio fijo, inconvenientes:
    • En las Comercializadores de Referencia puede ser un poco más caro que en la TUR.
    • En este tipo de comercializadoras este precio supone una permanencia mínima de un año.
    • La mayoría de estos precios fijos incluyen servicios extra que encarecen la factura.
  • Precio indexado, ventajas:
    • Es una buena opción para quien ya tenga contador capaz de enviar lectura hora a hora, aunque sólo si la distribuidora facilita esas lecturas a su comercializadora.
    • A la larga se puede obtener un ahorro máximo de hasta un 20% en el precio de energía en las épocas de mejor precio.
    • No suele implicar permanencia.
  • Precio indexado, inconvenientes:
    • Si tu contador todavía no tiene la telegestión activada, se te aplicará un cargo “indexado a medias”, lo que se llama el perfil standard, basado en la media del consumo de todo el país.
    • El precio estará sujeto a cosas que escapan de tu control.
    • Aunque puedas obtener ahorro, deberás estar preparado para incrementos en el precio.
    • Las facturas tendrán muchos precios y variables diferentes, por lo tanto, serán más complejas.

Elegir una tarifa indexada o PVPC. ¿Cuál conviene más?

La respuesta a esta cuestión es “depende”. No existe una tarifa mejor que la otra, sino que dependerá del consumo medio que realices y de los hábitos de consumo que tengas. Un buen primer paso para evaluar si tendrías que cambiarte de tarifa, es examinar la factura eléctrica.

Si crees que estás pagando más de lo que deberías, Couce Consulting valorará las todas las posibilidades para aconsejarte entre la elección de precio fijo o precio indexado.

Pide tu primera auditoría energética para empresas gratuita y comienza a ahorrar.